top of page
Buscar

¿QUÉ PASA SI LE GRITAS A TU HIJO/A?




CUANDO LE GRITAMOS A NUESTRO HIJO:


Los niños aprenden observando y replicarán aquello que hagamos. Somos su mayor modelo.

Si ante un conflicto o situación problemática levantamos la voz y le gritamos le estamos mostrando que estamos fuera de control.

  • Le estamos enseñando a resolver conflictos mediante la agresión y no mediante el diálogo.

  • Fomentamos en el niño/a inseguridad y baja autoestima.

  • Seguramente obtendremos obediencia pero a consecuencia del miedo, no del aprendizaje.

  • Generamos más stress y nervios en él/ella.

  • No le estamos enseñando una forma favorable de vincularse con otras personas.

  • Gritar cuando el otro grita genera una escalada y lograremos lo opuesto a aquello que deseamos.

  • Si hablamos en tono calmo pero con asertividad y firmeza lograremos que el niño vaya calmando su ánimo.

Si en cambio logramos autoregularnos:

  • Estaremos modelando la autoreegulación en nuestro hijo.

  • Generaremos un clima de confianza.

  • Le enseñaremos mejores modos de vincularse con los demás y de resolver conflictos.

  • Seguramente nuestro hijo accederá a comprender y a aprender de la experiencia.

  • Favoreceremos la buena convivencia.



Коментари


bottom of page